· 

Trastorno de pánico

  El ataque de pánico, es un episodio puntual, que se caracteriza por un temor o una inquietud intensos, en el que cuatro(o más) de los siguientes síntomas se presentan abruptamente y llegan al punto máximo en un período de diez minutos.

 

¿Qué síntomas podríamos tener durante un ataque de pánico?

 

  • Aceleración del ritmo cardíaco, palpitaciones.
  • Sudoración y temblores.
  • Sensación de asfixia, dolor en el pecho.
  • Náuseas, vértigo, sensación de desmayo.
  • Sensación de desmayo o de no ser uno mismo.
  • Temor perder el control, a enloquecer o a morir.
  • Entumecimiento, escalofríos u oleadas de calor.
  •  Si una persona  presenta ataques de pánico recurrentes, podría tener Trastorno de Pánico si también se preocupa constantemente de padecer otro ataque.

 

 Muchos individuos que padecen trastorno de pánico, desarrollan agorafobia. La agorafobia es un temor intenso a estar en lugares de los que podría ser difícil escapar.

 

 Lo que resulta distintivo del trastorno de pánico es el miedo a que los ataques sean un síntoma de locura, de muerte inminente o es una enfermedad grave como un infarto cardiaco. Esto genera todavía más estrés.

 

 

¿Cómo se trata el Trastorno de Pánico?

 

  Para el tratamiento del trastorno de pánico se combinan terapia y medicación. Se utilizan medicamentos antidepresivos para reducir los ataques.

 

 

La terapia cognitivo conductual ha dado buenos resultados para este trastorno.


Escribir comentario

Comentarios: 0