¿CÓMO ES LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL?

La terapia cognitivo-conductual  se basa en que lo que pensamos repercute en lo que hacemos. Esta terapia tiene grandes éxitos terapéuticos. Existen pruebas fundamentadas de su eficacia en el tratamiento de la ansiedad, el trastorno de pánico y obsesivo compulsivo. También ofrece grandes resultados en la depresión de origen psíquico, la fobia social, el insomnio la anorexia, la hiperactividad y las adicciones.

 

 

Sus principales características son las siguientes:

  • Su brevedad , ya que dura una media de 12 sesiones.
  • Está centrada en el presente, en el problema y su solución.
  • La relación terapeuta-cliente es de colaboración .
  • La importancia de las tareas de auto-ayuda a realizar entre sesiones.
  • El carácter preventivo de futuros trastornos.

 

 Cognitivo-conductual Este tipo de psicología establece pautas para incorporar otras formas distintas de pensar, sentir y hacer para cambiar las formas automáticas de reaccionar que se tienen habitualmente.

Las terapias cognitivo-conductuales son orientaciones de la terapia cognitiva enfocadas en la vinculación del pensamiento y la conducta, y que recogen las aportaciones de distintas corrientes dentro de la psicología científica; siendo más que una mera fusión, como aplicación clínica, de la psicología cognitiva y la psicología conductista.

 

Suelen combinar técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y otras estrategias de afrontamiento y de exposición

Se ha demostrado su eficacia en:

 

  • ƒ Ansiedad
  • ƒ Depresión
  • ƒ Pánico
  • ƒ Agorafobia y otras fobias
  • ƒ Fobia social
  • ƒ Bulimia
  • ƒ Trastorno obsesivo compulsivo
  • ƒ Trastorno de estrés postraumático
  • ƒ Esquizofrenia

Escribir comentario

Comentarios: 0