· 

TRICOTILOMANÍA

La Tricotilomanía es 7 veces más frecuente en los niños que en los adultos. La máxima prevalencia se produce entre los 4 y los 17 años. 

  La tricotilomanía es un hábito o comportamiento recurrente e irresistible dirigido a arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo. Puede definirse como un trastorno de la conducta que puede llegar a manifestarse en un arrancamiento compulsivo del pelo, produciendo desde pequeñas pérdidas de cabello hasta calvicie severa. Se trata de un padecimiento comúnmente crónico y difícil de tratar.

 

  

La tricotilomanía según el DSM 5

La tricotilomanía se incluye en el DSM-5 dentro de los trastornos obsesivo – compulsivos y relacionados (American Psychiatric Association, 2014) que establece los siguientes criterios: arrancamiento del pelo de forma recurrente, lo que da lugar a su pérdida; este arrancamiento del pelo causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento y existen intentos repetidos de disminuir o dejar de arrancarse el pelo. 

Síntomas Tricotilomanía

La tricotilomanía está confinada generalmente a uno o dos sitios, pero puede involucrar distintos lugares. La cabeza es el sitio más frecuente, seguido por las cejas, pestañas, cara, brazos y piernas. La apariencia clásica es un vórtice y corona de alopecia. Los niños no tienden a arrancarse los pelos de otras partes diferentes a la cabeza.


Escribir comentario

Comentarios: 0