· 

Síntomas más simples de autismo

¿Qué son los Trastornos del Espectro Autista (TEA)?

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por alteraciones en reciprocidad social y comunicación, y por patrones de conducta e intereses repetitivos o restrictivos. Dado que el grado de afectación de las dimensiones del espectro es diferente para cada persona, en la actualidad se especifica la gravedad del TEA en función del nivel de apoyo necesario para cada dominio: 1 (se requiere apoyo), 2 (apoyo sustancial) o 3 (apoyo muy sustancial). Dentro de estos criterios dimensionales se englo

 

El DSM-IV, publicado en 1994, definía el autismo y sus trastornos asociados como “trastornos generalizados del desarrollo” (TGD). En el DSM-5, esta definición ha sido sustituida por el término “trastornos del espectro autista” (TEA), que han sido incluidos a su vez dentro de una categoría más amplia de “trastornos del neurodesarrollo”.

En el DSM-5, sólo quedan dos categorías de síntomas:

 

a. “Deficiencias en la comunicación social” (los problemas sociales y de comunicación se combinan)

b. “Comportamientos restringidos y repetitivos”.

Según el DSM-5, el autismo se caracteriza por retraso o alteraciones del funcionamiento antes de los tres años de edad en una o más de las siguientes esferas: interacción social y comunicación; patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados

Características del Trastorno del Espectro Autista

 

  • Déficit en la reciprocidad socio-emocional, que oscilan desde un acercamiento social inadecuado y errores en el toma y daca de una conversación; un nivel reducido de compartir intereses, emociones o afectos; fracaso para iniciar o responder a las interacciones sociales.
  • Déficit en las conductas de comunicación no verbal empleados para la interacción.
  • Déficit en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de las relaciones; que abarcan; por ejemplo, desde las dificultades para ajustar su conducta para adaptarse a varios contextos sociales; dificultades para compartir el juego imaginativo o para hacer amigos, hasta la ausencia de interés por los iguales.

La gravedad está basada en las deficiencias en la comunicación social y en los patrones de conducta restrictivos o repetitivos.


Escribir comentario

Comentarios: 0