¿Te cuesta decir NO?

psicologo online

Las personas que nos rodean intentan con frecuencia que hagamos cosas que no queremos que hacer, utilizando diferentes métodos :

  • Insistiéndonos una y otra vez.
  • Ofreciéndonos muchas razones.
  • Criticandonos.
  • Intentando que nos sintamos culpables por negarnos. 

  En algunas situaciones es difícil no dejarse llevar por las críticas, opiniones, peticiones o deseos de otras personas renunciando así a nuestros propios objetivos o anhelos.

  Muchos creen que si siguen insistiendo, conseguirán que cedamos y acabemos haciendo lo que ellos quieren. Pero si cedemos a sus deseos o manipulaciones porque somos poco asertivos para decirles que no y para mantener nuestra negativa, lo más probable es que después nos sintamos enfadados con la otra persona y con nosotros mismos.

¿Cómo solucionarlo?

La asertividad es la capacidad que nos permite autoafirmarnos, sin dejarnos manipular por las personas que nos rodean o por el ambiente. 

1. Decir “No” no tiene porqué ser algo negativo.

 

Hay que cambiar el chip que tenemos en la cabeza el cual nos hace creer automáticamente que cuando decimos No estamos enfadando o rechazando a la otra persona.

2.  No tienes porqué ser complaciente con todo el mundo.

 

Hasta los grandes personajes de la historia tenían sus detractores. Tienes una lista de intereses y prioridades. Si a alguien le sienta mal que te dediques a aquello que te gusta es su problema.

3. Propón una alternativa.

 

 Esto es totalmente optativo y puedes hacerlo en aquellos casos en los que consideres oportuno. Si piensas que no eres la persona más indicada para hacerlo puedes proponer a otra. Si quieres hacer lo que te proponen pero piensas que no es el momento adecuado puedes proponer otro momento.

4. Valora tu tiempo.

 

 Decir que no a algo, te permite decir que sí a otras cosas que de verdad te interesan. Si demuestras a los demás que valoras tu trabajo, tu tiempo y tus prioridades, al contrario de lo que piensas, te respetarán por ello.

5. No inventes excusas

 

Si no la situación se repetirá constantemente. Ni siquiera tienes porqué dar explicaciones. Tú eres el dueño de tu tiempo.

Entiende que no puedes complacer a todos. Reconoce que es imposible complacer a cada persona en tu vida y que tienes que poner límites

 Si después de una negativa, tu relación con esa persona se deteriora, no era una relación sincera, sino interesada. No dejes que te chantajeen. Además, piensa que alguien que te aprecie nunca te pediría hacer algo que te perjudique.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    María José (miércoles, 08 abril 2015 00:08)

    Excelente artículo: es conciso y va al grano. Me ha encantado.
    Felicidades.

  • #2

    MiPsico Consulta Psicológica Online (miércoles, 08 abril 2015 11:43)

    Muchas gracias María José, me alegro que te haya gustado el artículo. Un saludo